Niegan renovación de pasaportes a hispanos

united_states_border_patrol_check_point_sign_military_ins_interstate_19_arizona-905055.jpg!s


Abogados al sur de Texas acaban de encender las alarmas para llamar la atención ante una preocupante tendencia: el gobierno está negándole la renovación de su pasaporte a los latinos al sur del estado.

La práctica no es nueva. Sin embargo, un reporte publicado este jueves por The Washington Post recoge testimonios de los abogados que afirman que el tipo de incidentes en que ciudadanos americanos nacidos en territorio estadounidense a quienes se les niega la renovación de dicho documento va en aumento en dicha zona, especialmente en la franja fronteriza.

Al parecer, el gobierno incrementó los requerimientos para los latinos que solicitaban la renovación del pasaporte azul desde 2009. Sin embargo, desde el inicio de la administración del presidente Donald Trump los funcionarios gubernamentales comenzaron a exigir más y más pruebas de nacimiento en el territorio norteamericano, según alegan diversas fuentes.

El mencionado diario cita el ejemplo Juan, un ex marine de 40 años que trabajó para la patrulla fronteriza y que ahora es un guardia en una prisión estatal. El hombre asegura que el trámite le fue negado en una oficina de Brownsville luego de que le pidieran “evidencia del cuidado prenatal de su madre, certificado de bautismo [y/o] pruebas de alquiler de vivienda de cuando era bebé”.

El hombre asegura que presentó los documentos pero que aún así le negaron el pasaporte diciéndole por medio de una carta que el gobierno no creían que él era ciudadano de los Estados Unidos.

“Lo que estamos viendo es que este tipo de casos se está disparando”, aeguró Jennifer Correro, una abogada en Houston que ha defendido a docenas de personas en situaciones similares. “Yo creo que probablemente he representado a 20 personas que fueron enviadas a centros de detención [que son] ciudadanos de Estados Unidos”, agregó por su parte Jaime Diez, otro abogado que ejerce en Brownsville.

El gobierno alega que durante 40 años, es decir entre 1950 y 1990, miles de personas se adjudicaron la nacionalidad por medios fraudulentos en la franja fronteriza.

Representantes del Departamento de Estado enviaron un comunicado al Washington Post diciendo que “la política o las prácticas referentes a la adjudicación de solicitudes de pasaportes no ha sufrido cambios”. Sin embargo se agregó que “la frontera entre Estados Unidos-México resulta ser una zona donde hay una incidencia substancial de fraude de ciudadanía”.

Representantes de la agencia también sentenciaron: “[A los] individuos que no sean capaces de demostrar que nacieron en Estados Unidos les será negado el pasaporte”.

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Mantenganse Informado

Suscríbete para estar al pendiente de información de conciertos, promociones a!

Copyright © 2018 All Rights Reserved Reyes Media Group/x1250.com